Módulos monocristalinos de 60 celdas que permiten rendimientos superiores cuando apenas hay luz sobre ellos, alcanzando valores del 98% sobre su módulo original, valor superior al de otros convencionales, destancando por su durabilidad y fiabilidad.