La demanda de implementación de soluciones fotovoltaicas en gasolineras con la incorporación de cargadores de vehículos eléctricos es ya una realidad. La incorporación de la obligatoriedad de instalación de cargadores de vehículo en las estaciones de servicio según la Ley 7/2021 lleva aparejada la necesidad de aumentar la potencia demandada a las compañías eléctricas para garantizar el adecuado servicio a los clientes. Esto puede convertirse en un problema difícil de resolver si se opta por la contratación de más potencia a la compañía distribuidora.

Una buena alternativa para solventar este problema consiste en proporcionar la potencia necesaria para asegurar el servicio de los cargadores de vehículo eléctrico utilizando reservas disponibles de potencia mediante sistemas de acumulación. Estos sistemas de acumulación resultan particularmente compatibles con los sistemas de autoconsumo de generación fotovoltaica.

¿Por qué necesitas implementar el autoconsumo con acumulación en tu gasolinera?

Cubrir las necesidades de potencia de los coches eléctricos minimizando la sobrecarga de la red, la potencia contratada y los costes

En virtud de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética, todas las estaciones de servicio están obligadas a instalar cargadores de vehículo eléctrico, de potencias desde 50 kW hasta mayores de 150 kW. Para utilizarlos, van a necesitar disponer de una potencia eléctrica adicional cuya contratación puede resultar costosa y, en algunos casos, imposible. Esto puede solucionarse aportando puntualmente la potencia que necesiten los cargadores desde una batería. Con el autoconsumo de acumulación, la batería se carga en las horas de producción fotovoltaica, reduciendo el vertido a red y cediendo la energía (y potencia) cuando es requerida por la carga de un vehículo eléctrico o también para reducir la compra a red.

Las ventajas que va a aportar la acumulación distribuida son considerables. Las líneas de transporte y distribución estarán menos sobrecargadas y, a la vez, mejor aprovechadas, mientras que las pérdidas de transporte y sus costes asociados se verán reducidos. Añadiendo acumulación al sistema fotovoltaico se maximiza el autoabastecimiento, se reduce o evita el vertido a la red y no sería necesario aumentar la potencia contratada por la electrolinera.

Seguridad y estabilidad energética sin un coste adicional excesivo

La transición hacia un sistema eléctrico cuyo mix energético sea 100% renovable es un objetivo que requiere resolver algunas dificultades. Se leen a menudo opiniones sobre la supuesta imposibilidad de efectuar la casación de oferta y demanda en un sistema con generación 100% renovable. También se dice que su capacidad es baja.

Estas afirmaciones, que hubieran sido ciertas con la tecnología de hace unos años, sólo se pueden sostener desde un desconocimiento del estado del arte de la generación renovable y las tecnologías asociadas. La generación renovable puede y debe sobredimensionarse, por lo que existirá energía excedentaria. Para sustituir 1 GW de generación fósil se pueden utilizar, por ejemplo, 3 GW de generación renovable, sin que ello signifique un problema de recursos ni de rentabilidad.

Con los precios de las tecnologías actuales, ni los costes de inversión ni los de operación van a ser superiores. Si a todo esto se añade la, incluyendo la gestión de la demanda y de la acumulación, el problema de ofrecer seguridad y estabilidad de suministro en un entorno 100% renovable puede ser técnicamente resuelto. La acumulación permite tener suficiente energía en todo momento para satisfacer las necesidades energéticas de forma estable.

El caso de la Estación de Servicio Cepsa de la provincia de Zaragoza

En las gasolineras que pasan a ser electrolineras, como en todos los proyectos fotovoltaicos, es imprescindible entender y estudiar las necesidades del cliente para poder ofrecer un correcto asesoramiento y ajustar la solución ofrecida. En esta referencia, el cliente deseaba incorporar un punto de recarga de vehículo eléctrico de carga rápida de dos tomas de 180kw. El punto de partida en cuanto a potencia contratada era la disponibilidad de 50kw ampliables con autorización de la compañía hasta los 100kw, es decir, menos potencia de la requerida.

En vista de lo anterior, una propuesta adecuada para la necesidad planteada consiste en una instalación de autoconsumo industrial con acumulación para asegurar que en todo momento está disponible la potencia demandada de los consumidores. Concretamente, el análisis de detalle de la propuesta de instalación fotovoltaica llevó a la conclusión de la idoneidad de maximizar la superficie disponible tanto de la marquesina de la gasolinera como la cubierta del autolavado para alcanzar una potencia instalada nominal de 159Kwn repartida en diferentes inversores del fabricante Ingeteam modelo 3Play Serie TL M de 20kw y 33kw como consecuencia de las diferentes inclinaciones de las cubiertas. Respecto a los paneles fotovoltaicos, se ha realizado la instalación con material del fabricante LONGi Solar modelo LR5-72HPH HiMO5m de 535Wp de potencia pico colocados con estructura del fabricante Van der Valk modelo ValkPro+ para fijación a cubierta de chapa con orientación sur de 10º y 15º de inclinación. Los paneles están instalados de manera vertical y horizontal para adaptarnos a la cubierta.

   

En cuanto al sistema de acumulación para la estación de servicio Cepsa, se definió solución con Ingeteam – Beeplanet con el modelo de inversor de baterías de Ingeteam 3Play 100TL Storage y 126Kwh de acumulación gestionado todo ello por el kit de Ingeteam que incluye vatímetro de medición de conexión a la red y EMS Board.

Además, como se ha comentado anteriormente, se incorporó un punto de recarga de vehículo eléctrico del fabricante Ingeteam modelo Ingerev Rapid 180 Duo para disponer de una monitorización única de toda la instalación en el portal gratuito Ingecon Sun Monitor. Con ello conseguimos adaptar la configuración de la instalación a las necesidades de cada momento, es decir, conseguimos autogestionabilidad.

blank. blank   blank

Como se puede visualizar en la gráfica anterior, el sistema permite configurar cargas/descargas de las baterías por rangos horarios en función de consumidores y tarifa eléctrica. Además, dispone de la funcionalidad de “peak-shaving” para asegurar energía en los picos de consumo y no demandar a la red más potencia de la contratada.

En las gráficas de monitorización del portal Ingecon Sun Monitor también se puede observar que parte de la energía producida no es aprovechada ya que a partir del mediodía se está limitando la producción solar debido a que las baterías se encuentran cargadas al 100%.

Por este motivo, está previsto realizar una segunda fase a corto plazo para duplicar la acumulación de la instalación y disponer de un total de energía acumulada en baterías de 264Kwh y 200Kwn de potencia de inversores de baterías.

¿Buscas convertir tu gasolinera en una electrolinera?

El proyecto fotovoltaico para convertir la gasolinera Cepsa en una electrolinera ha sido ejecutado por la empresa “Intergia Energía y Sostenibilidad” en colaboración con su partner de confianza en fotovoltaica, Suministros Orduña. Entre ambas compañías se ha estudiado y definido la propuesta técnico-económica más adecuada a la necesidad planteada por el cliente-usuario, dando como resultado una instalación energética eficiente, sostenible y más barata a largo plazo.

Si tú también quieres tener una electrolinera sostenible a largo plazo, no dudes en echar un vistazo a nuestras soluciones de autoconsumo con acumulación.

En Suministros Orduña, como expertos en soluciones y distribución de energía fotovoltaica, nos enorgullecemos de los éxitos de nuestros clientes.

¡Enhorabuena! Consigamos juntos que la energía fotovoltaica siga creciendo y ayudando a la conservación de nuestro planeta.